cultura, Medio Ambiente

Afrontando el inicio del verano en el Gran Santo Domingo

Cuenta la leyenda que donde una vez frondosos árboles habían, potentes edificios se construirían, convirtiendo una isla con vegetación resistente al calor en una próspera pero insoportable y calurosa ciudad. Fin.

Hoy es el solsticio de verano e inicia la estación más esperada para cualquier país, que no sea República Dominicana… Aunque eso me lo dirán ustedes si son de otros países. En mi caso solo puedo hablar de donde vivo: El Gran Santo Domingo que con su creciente escasez de árboles que nos cubran y su reemplazo con los edificios se ha llegado a convertir en una ciudad muy difícil de soportar con esta incómoda ola de calor y sequía.

No importa que estés aún en período escolar y en pleno disfrute de tus vacaciones o que trabajes en una oficina con aire no puedes evitar sentirte mal, porque cuando sales a la calle solo respiras fuego, en vez de entrar en tu casa estás en un horno, y si duras mucho tiempo de pie en la calle sientes que se te fríen los pies como si estuvieras en una sartén.

Un día normal en Santo Domingo, cualquier parecido con la ficción es pura coincidencia

¿No se han sentido ustedes al salir a la calle en una especie de deja vu? como si hubiesen vivido, o mejor dicho, jugado algo parecido a como se siente el sol de Santo Domingo? Esto se debe a que el sol se comporta igual que el de este nivel del juego de mario 3, proyectando su energía hacia ti como si tuviese una super gigantesca lupa…

Este nivel nos estaba preparando para un mal mayor, nadie me lo puede negar….

Pero lo peor de todo es como llegan los mosquitos a querer chuparte hasta el alma día tarde y noche y cuando no están ellos se encuentran las moscas que no te quitan la vida pero si la paciencia, que para una persona que haya sufrido un infarto por un “pique” es casi lo mismo…

Con disponibilidad de horarios rotativos….

Pero muy bueno que es quejarse y no hacer nada al respecto con esta situación. ¿Cuántos árboles pueden presenciar en esta imagen que tenemos de portada? Por esta razón es tiempo de reflexionar en la necesidad que tenemos de áreas verdes en la ciudad.

Una de las funciones de un área verde es regular la temperatura de un territorio (en este caso ciudad), una necesidad que tenemos quienes vivimos aquí si consideramos que más de la mitad de la población dominicana se concentra diariamente en la ciudad de Santo Domingo. Es más que necesario asumir que para los citadinos este es nuestro medio ambiente, nuestro hogar y por lo tanto se debe pensar en un plan de rescate.

Además de regular la temperatura, los árboles previenen la sequía y evitan que se generen inundaciones.

Esta imagen se cuenta sola…

Toda esta situación se pudo prevenir fácilmente si, pero también podemos revertir todo esto para cambiar el curso de la rueda. Con tantas ventajas que generan estas áreas verdes, ¿Por qué no insistimos en poner de nuestra parte?

Agradecería ver en sus comentarios sus opiniones al respecto, además de saber como los está tratando el calor en sus hogares, sean del país que sean. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s