Entretenimiento, Películas, Sin categoría

Hasta el último hombre (2016): Tus convicciones son tu fortaleza

Hasta el último hombre (2016) – Dirigida por Mel Gibson

Este fin de semana me encontraba buscando en Netflix una película que valiera la pena ver, y casi desistia de mi búsqueda hasta que encontré este título tan dramático y llamativo… Vi a Andrew Garfield en la portada y dije: “¿Por qué no? No pierdo nada…” Pero ahora me alegro de haber encontrado esta joya dentro del catálogo que esta plataforma tiene a su disposición. Tal fue mi impresión que me dije que necesito escribir sobre ella, todos deberían de conocer esta obra. Ahora bien…

Si no la has visto te advierto que esta reseña contiene una parte con Spoilers, por lo que es recomendable que la veas (es una película super buena así que corre a verla rápido), y luego vengas a leer mi artículo. Gracias por tu atención 😀

¿De qué trata? La historia nos presenta la vida de Desmond Doss, un cristiano de la rama Adventista del Séptimo Día, quien decide ir a la guerra pero con el ligero detalle que no desea portar ningún arma de fuego (ni ninguna en general) ni siquiera para defenderse cuando llegue al frente. Sus convicciones causan que tanto compañeros como superiores lo tomen como un cobarde y una burla para la milicia. Pero eventualmente, sus mismas convicciones lo convierten en una señal de respeto ante ellos por su valentía y fuerza de voluntad ante el hecho de sus enormes ansias de salvar vidas.

Esta película está basada en una historia real, el soldado Desmond Doss mostró tal valentía y amor a la vida que recibió del presidente Harry S. Truman la Medalla de Honor, por haber entrado una y otra vez en territorio enemigo para salvar la vida de un total de setenta y cinco hombres en el acantilado de Maeda, durante la batalla de Okinawa, Japón, durante la Segunda Guerra Mundial.

Chequea el Trailer

Opinión y Crítica: Primero que nada, cuando alguien busca la palabra BRUTAL en Google (con mayúsculas incluidas) debería aparecer esta película… porque le queda como anillo al dedo a las escenas que se desarrollan en la película cuando los soldados se encuentran en el frente. No hay ninguna duda de que fue Mel Gibson que la dirigió. Tiene todo en su punto exacto, mostrándonos el lado BRUTAL y oscuro de la guerra, con el miedo y desesperación incluidos dentro de cada escena. Nos llegamos a poner en los zapatos de cada soldado que ve a sus compañeros agonizar y morir antes de entrar en el campo de batalla, y entendemos porqué ningún ser humano puede permitir que algo así vuelva a ocurrir jamás.

Esas escenas debería de decir: no todos tienen el estómago para tolerarlas, pero son absolutamente necesarias para entender el peligro que el protagonista corría cada vez que volvía por una persona más que salvar. Así como la fe tanto en su Señor como en sus valores y fuertes convicciones.

Desde el inicio de la película podemos percibir como desde la infancia, el joven Desmond quedó convencido de que no solo matar es malo, sino el aprecio a cada vida humana que él veía en peligro, inclusive de si mismo, y como se sentía incapaz de hacerle daño a nadie ni siquiera en defensa propia. Su conciencia era tan fuerte respecto a esto que, en una escena en la que (según relataba él mismo) debía defender a su mamá de su padre que la golpeaba, al apuntarle con la pistola sintió que lo había matado en su corazón, aun cuando no había apretado el gatillo.

La actuación de Garfield fue sin duda memorable, sentimos su trauma de infancia al haber lastimado a su hermano sin quererlo, nos enamoramos del personaje y con él… llegamos a sentir su dolor desgarrador cada vez que bajaba a un soldado del acantilado con una soga, su miedo cuando tenía que volver por otro más… orando para conseguir renovar su valor, pidiendo poder salvar una vida más… Solo al saber que es una representación de un hecho verídico hace que se me paren todos los pelitos de la espalda.

Escena película Hasta el último hombre

Además conocemos el pensamiento cerrado de la época respecto a la milicia de los años cuarenta. Es un mundo tan diferente y contrario a los sentimientos de Desmond que es casi doloroso en un principio ver el maltrato que este recibió y como aun con todo él persistía en sus ansias de servir “a su manera” a su país.

Para finalizar, estoy completamente de acuerdo en esta crítica que realizó este diario llamado “El Periódico” donde cito: “Gibson filma la historia casi como un milagro, porque aunque ocurrió realmente, parece una ficción”. Y es que en verdad…. si no me decían que está basada en hechos reales hubiera jurado que a este hombre se le fue la chaveta al poner un personaje tan pacifista en medio de un conflicto tan duro y sangriento.

Mi calificación: 10/10.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s